Comparte este artículo:

¿Por qué es tan importante para compañía una revisoría fiscal y cuál debe ser su objetivo?

Esta es una de las preguntas que más se hacen las empresas en esta temporada en las que los socios conforman y se reúnen sus juntas directivas para planificar el año.

De acuerdo con el pronunciamiento 7 del Consejo Técnico de la Contaduría Pública, la figura de la revisoría fiscal fue creada “con el mismo objetivo que existe hoy, que unos profesionales idóneos, de aquilatada honradez, integridad y responsabilidad, investidos de la representación permanente de los inversionistas, la comunidad y el gobierno, les informaran regularmente cómo había sido manejada la entidad, cómo han funcionado los controles, si los administradores cumplen con sus deberes legales y estatutarios, y si los estados financieros reflejan fielmente la situación financiera de la entidad y sus resultados económicos. Todo lo anterior, expresado en breves palabras, aparentemente parece simple, pero qué tarea tan inmensa representa y sobre todo, qué responsabilidad”, explica la gerencia de Auditoría de Tributar Consultores.

Por esto, es de gran importancia que el máximo órgano social en las empresas, el cual es el encargado de nombrar la revisoría fiscal, de un vistazo al Decreto 2420 de 2015 que hace referencia, entre otros temas importantes, al control de calidad para Firmas que prestan servicios de revisoría fiscal para poder dictaminar la información financiera, dar su opinión respecto al control interno y emitir otro tipo de certificaciones respecto a otros asuntos legales. Entonces los principales elementos que se deben tener en cuenta al contratar una firma de revisoría fiscal son los siguientes:

Lea también:  ¿Cuáles son los diferentes métodos para realizar una valoración de empresas?

1. Liderazgo y responsabilidad por la calidad dentro de la firma: Hace referencia al sistema establecido para controlar procesos eficaces y de mejora continua.

2. Monitoreo: Seguimiento a las actividades que realizan los consultores en la firma

3. Ejecución de los trabajos: La importancia de tener definidos los programas de trabajo y la evidencia de las actividades ejecutadas.

4. Recursos humanos: Personal calificado que pueda desarrollar las actividades delegadas dentro de los encargos de auditoria.

5. Requisitos éticos: Las firmas deben diseñar un código de ética aplicable a todo el equipo de trabajo

6. Aceptación y continuidad con los clientes: Identificación de riesgos y controles para atender los encargos de acuerdo con su comportamiento legal, ético y financiero.
Sanciones y cárcel

Una revisoría fiscal que no cumpla con estos seis aspectos, no solamente puede poner en riesgo de sanciones a la entidad, y los demás administradores, sino que se expone directamente a sanciones, como las introducidas por la ley de financiamiento cuando asesore a personas naturales y jurídicas y se vean relacionados con la omisión de activos o declaración de pasivos inexistentes por un valor superior a 5.000 SMMLV, en cuyo caso será sancionado con pena privativa de libertan de 120 a 180 meses y multa del 20% del valor omitido. A su vez la defraudación fiscal por un valor superior a 250 SMMLV, cuando sea conocida o auspiciada por el revisor fiscal, le puede desencadenar una pena privativa de la libertad desde los 36 meses y multa del 50% del mayor valor del impuesto a cargo objeto de la defraudación o evasión fiscal.

Fuente: Portafolio

Comparte este artículo:

Y usted, ¿Qué opina? Déjanos tu comentario:

1
Hola, somos BKF INTERNATIONAL.
¿Tienes alguna pregunta? Escríbenos

(Haz clic en el botón verde)
Powered by