Comparte este artículo:
El efecto Peter Pan es más frecuente en los hombres y se representa en el ámbito laboral, personal, y en la familia. Generalmente el perfil de quien lo padece, en su mayoría, es que han sido niños sobreprotegidos que en la adultez son incapaces de ser independientes y tener responsabilidades.

El efecto Peter Pan también es clasificado como un síndrome. En el campo laboral, este se manifiesta en los colaboradores que son irresponsables, infantiles en su forma de actuar y de vestir, que nunca asumen sus errores y responsabilidades, que no les gustan las órdenes ni las reglas, no pueden trabajar bajo presión ni en equipo, no aceptan las críticas, son solitarios y no hablan.

Las personas que sufren este síndrome son incapaces de tener una relación seria y duradera, prefieren las fiestas y pasar tiempo con los amigos, su percepción de la vida se quedó en la infancia y, en la mayoría de los casos, sus necesidades las suple otra persona, ya sean sus padres o su pareja.

Muchos se rigen por la frase “Vive de tus padres hasta que puedas vivir de tus hijos”; estas personas son de las que anhelan vivir con sus padres toda la vida o hasta la edad que más puedan. Gastan el dinero en cosas insignificantes y desconocen la palabra ahorrar, ya que jamás piensan en una estabilidad económica. Algunos son de personalidad seductora, con la cual buscan conseguir una zona de confort económica por algún tiempo, sin mucho esfuerzo.

Los Peter Pan son personas que no evolucionan, actúan inconscientemente; son seres humanos que no pueden permanecer en una relación estable, malgastan su tiempo en los videojuegos, piensan en el dinero fácil, en los juegos de azar, y siempre viven en un mundo de fantasía. Algunos pueden llegar a los 60 años sin alcanzar a la madurez, claramente no se interesan por formar una familia y mucho menos tener hijos, por la responsabilidad que eso conlleva; sufren de ansiedad y suelen enfermarse mucho debido a su permanente y excesivo sedentarismo.

Lea también:  Información tributaria | Vencimientos Mayo

El efecto Peter Pan también se hace presente en las empresas, sobretodo en las pymes, debido a que estas organizaciones suelen tener miedo a crecer, a ser exitosas, a evolucionar, a asumir nuevos retos y participar en negocios muy exigentes, como por ejemplo las licitaciones. El tipo de empresa “Peter Pan” es aquella que teme al crecimiento, a expandirse, a innovar y a diversificar su mercado.

Este síndrome aleja a las personas u organizaciones del éxito. Así que usted es una persona o compañía que padece este síndrome pero quiere superarlo, debe dar un paso hacia el cambio. El crecimiento y desarrollo es algo natural para el ser humano, y aplica de igual manera para las empresas; de modo que querer quedarse en una primera etapa es negarse a todo lo positivo que trae la madurez.

No se conforme a tener una empresa pequeña, atrévase a asumir nuevos retos, a incursionar en nuevos mercados, a invertir en tecnología y en recurso humano. Seguramente tendrá algunos tropiezos, pero incluso estos le ayudarán a forjar su carácter.

Le invitamos a leer: El progreso y el crecimiento de Colombia está en manos de los empresarios
Comparte este artículo:

Y usted, ¿Qué opina? Déjanos tu comentario:

1
Hola, somos BKF INTERNATIONAL.
¿Tienes alguna pregunta? Escríbenos

(Haz clic en el botón verde)
Powered by