Entérate

Por 1 julio, 2021 Sin comentarios
Comparte este artículo:

Los directivos de ambas entidades estuvieron de acuerdo en que hay que realizar un plan de empleo de emergencia y mantener los apoyos.

Para Fedesarrollo, dentro de las medidas que deben ser ejecutadas para acelerar la recuperación económica se debe incluir la extensión de los apoyos a las familias más pobres durante el segundo semestre de este año.

“Dado que 2,7 millones de hogares estarían incluidos en Familias en Acción, se plantearía una entrega de $140.000 mensuales durante, al menos, seis meses”, señaló Luis Fernando Mejía, director ejecutivo de Fedesarrollo.

Según el centro de pensamiento, esta extensión tendría un costo total de $2,3 billones, es decir, o,23% del PIB.

Fedesarrollo también ve necesario mantener el subsidio a la nómina para empleos formales durante el resto del año, lo que costaría $2,5 billones.

“Este es el costo si suponemos que la mitad de las empresas que aplicaron durante la primera fase del subsidio a la nómina continúan aplicando al programa”, añadió Mejía.

Anif también considera que el Gobierno debe dar prioridad a un plan de empleo público de emergencia para garantizar la reactivación sostenible, una iniciativa focalizada en menores de 28 años ejecutada a lo largo y ancho del territorio nacional.

“Durante la pandemia no solo el empleo cayó, sino que también la informalidad aumentó por la caída del asalariado. Esto es preocupante y es otro punto en el que tendremos que trabajar mucho. Las reformas laborales jugarán un papel muy importante”, dijo Mauricio Santamaría, presidente de Anif.

Lea también:  Riesgos legales del oficial de cumplimiento en el Sagrilaft

Respecto a este tema, Mejía aseguró que no es posible tener un equilibrio en la economía cuando 60% de los ocupados son informales. “Esto muestra una falta de protección a la sociedad”, agregó.

Desde el Ministerio de Hacienda hicieron un balance de lo que se ha hecho para mitigar los impactos de la pandemia. Según Jesús Bejarano, viceministro técnico de la Cartera, se necesita una triada de soluciones que deberá estar enfocada en lo social, lo fiscal y económico.

“Si solo nos dedicamos a reducir la pobreza monetaria y extrema descuidando la parte fiscal, no tendremos un desarrollo creíble. Necesitamos una sociedad que crea y acepte este modelo”, dijo el vocero del MinHacienda.

Bejarano, también señaló que para estabilizar la deuda pública es necesario pensar en una reforma fiscal más estructural, que le evite a Colombia llegar a niveles que le generen problemas para ingresar a los mercados financieros.

Finalmente, los centros investigación coincidieron en que el próximo presidente y su gabinete tendrán la responsabilidad de generar una nueva reforma tributaria que le permita al país lograr los objetivos en términos fiscales para tener el recaudo adecuado para el gasto que ha generado la pandemia por el covid-19.

“En agosto de 2022 tendremos una nueva reforma. Si no tomamos en serio el tema fiscal, no lograremos una reactivación sostenible y necesaria”, concluyó Santamaría.

La brecha en el crecimiento económico

La Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo (Fedesarrollo) aseguró que si la economía crece 7,2% como lo prevé este centro de investigación para 2021, el dato representaría una recuperación del nivel de la economía registrado en 2019. Sin embargo, la brecha de crecimiento de la economía, entre un año y otro, seguiría aumentando. “Estamos viendo que si no se hace nada más de aquí a 2030 la economía al final de la década será 9% menos de lo que habría sido en ausencia de la pandemia”, dijo Luis Fernando Mejía, director ejecutivo de Fedesarrollo.

Lea también:  Las deducciones que se pueden aplicar a la hora de pagar el impuesto de renta

Fuente: La República


Comparte este artículo:

Y usted, ¿Qué opina? Déjanos tu comentario:

Abrir chat
1
Hola, somos BKF INTERNATIONAL.
¿Tienes alguna pregunta? Escríbenos

(Haz clic en el botón verde)
Powered by