Hasta el próximo 8 de marzo de 2018 se aplazó la entrada en vigencia el nuevo Régimen de Zonas Francas, aseguró el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

En caso, de que la norma hubiese entrado en vigencia este 28 de septiembre como estaba establecido en un principio, la cual buscaba hacer más competitivo el régimen franco, hubiese afectado negativamente las operaciones de las empresas de la zona franca.

El señor Edgar Martínez, Director de la Cámara de Zonas Francas de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), está a favor del cambio de la norma y afirmó que “No se puede reglamentar de la misma manera una operación en una zona franca, donde operan 50, 100 o 200 empresas, al igual que se hace en un depósito. La logística es totalmente diferente. Uno de los graves problemas que afecta al país son los sobrecostos logísticos y la excesiva tramitología. Hemos propuesto a la Dian varios cambios para avanzar en la reducción y simplificación de trámites, sin afectar el control. Si no lo hacemos, vamos a castigar la competitividad de las empresas”.

Por otro lado, el decreto 1546, se fundamenta en “el propósito de conceder un término adicional para el ajuste de los sistemas por parte de los usuarios y de no afectar las operaciones de comercio exterior de las zonas francas, dado que aún no se cuenta con los ajustes en los sistemas informáticos de la autoridad aduanera para implementar los procedimientos, trámites y operaciones a que hacen referencia los artículos que entrarían a regir el 18 de septiembre de 2017, de conformidad con lo dispuesto en el numeral 2 del artículo 139 del Decreto 2147 de 2016, se hace necesario modificar las fechas señaladas en el mencionado numeral”.

Sin embargo, los informes del Dane (Departamento Administrativo Nacional de Estadística), evidencian que tanto las importaciones como exportaciones, han tenido una caída considerable, que si se hubiese aplicado el nuevo decreto, podría ser más contraproducente.