El zombie laboral es más común de lo que crees

Para tener claro lo que se conoce como un “Zombie Laboral” en las empresas, debemos hablar de su comportamiento. Por lo general, estas personas pasan desapercibidas ante los jefes, pero en su día a día, sus compañeros saben lo chismoso, lo negativo y lo polémico que puede llegar a ser.

Los zombies laborales, también conocidos como los “Working Dead”, por lo general siempre llegan tarde al trabajo y se van antes de que termine su jornada laboral; no aspiran a ascender, son improductivos, no logran resultados, sólo tratan de sobrevivir y sus compañeros los definen como tóxicos.

Cabe aclarar que los zombies, están en toda la escala de la pirámide laboral. Los directivos también pueden hacer parte de este grupo, los cuales se caracterizan por ser poco motivadores, poco innovadores, y por ir en contra de la modernidad, los cambios, el avance y crecimiento en la empresa.

Muchas personas no llegan a las empresas siendo zombies, la mayoría de estos, se convierten en zombies con el transcurrir del tiempo, debido a diversos factores como la falta de motivación, la falta de reconocimiento y el estancamiento laboral y salarial.

Para ser un zombie laboral, se necesita tiempo y pasar por un proceso que generalmente se desarrolla cuando se está en un ambiente monótono, cuando hay poco trabajo, cuando la persona siente que ya no aprende y la empresa no le aporta nada, cuando no hay una orientación por parte de los jefes y directivos acerca de los objetivos y metas, cuando nadie reconoce su trabajo, o cuando hay muchos zombies a su alrededor.

Los Working Dead son los maestros de la supervivencia, incluso pasan desapercibidos en los despidos masivos, están muy seguros en su puesto de trabajo y saben disfrazar a la perfección la ineficiencia y la falta de ganas. Son aquellos que “siempre están ocupados”, nunca sueltan su celular, algunos son dramáticos, no los motiva el salario y sólo hablan cuando les conviene o para perjudicar a los demás. Estos individuos, siempre están desmotivando a otros compañeros.

Cabe resaltar que el grupo de zombies es mucho mayor en las empresas que no tienen evaluaciones de desempeño, no tienen metas claras ni estrategias de mercado. Contrario a lo que se desearía en cualquier compañía, cuando el grupo de zombies es grande, se ve mayor rotación personal en las empresas, lo que hace que haya un bajo nivel de compromiso, menor satisfacción del cliente y menor calidad en los productos o servicios que presta la organización.

Este concepto de zombie, también aplica para algunas empresas que han caído en esa mala práctica: Las que solo generan dinero para sostenerse, para pagar gastos, que viven de préstamos y deudas en diferentes bancos, y que son empresas a las que no les importa crecer.

Si usted es directivo y ha notado que varios de sus colaboradores se han convertido en un zombie laboral, le recomendamos que hable con cada uno y lo ayude siendo un líder para él/ella, o busque apoyo contratando un Coaching Organizacional que pueda motivar a su colaborador, y ayudarlo a trazarse nuevas metas. En caso de que usted comparta su espacio de trabajo con su compañero que se ha convertido en zombie laboral, le recomendamos que lo evite para que no se vaya a contagiar.

Finalmente, si es usted quien se ha convertido en un Zombie Laboral, busque ayuda inmediatamente. Su actitud, además de perjudicarlo a usted, afecta el clima organizacional y la buena convivencia. Siga el conducto regular y busque apoyo, si lo desea, usted podrá rehabilitarse y convertirse en una persona altamente productiva y comprometida con su trabajo.
.
Le invitamos a leer: El estancamiento laboral

WhatsApp