¿Sabía usted que no pagar la seguridad social a tiempo le puede traer grandes problemas financieros?

Según el artículo 30 del decreto 1703 de 2002, “Para el cumplimiento del deber impuesto en el numeral 1 del artículo 161 de la Ley 100 de 1993, los empleadores como integrantes del Sistema General de Seguridad Social en Salud deberán afiliar al Sistema a todas las personas que tengan alguna vinculación laboral”.

Teniendo en cuenta este artículo, todas las empresas deben afiliar a sus trabajadores y tienen la obligación de cotizar sobre el salario real que ganan, desde el primer día de trabajo, así la persona esté en periodo de prueba, además deberá afiliarlos al Sistema de Salud, Pensión y Riesgos Profesionales y de efectuar los respectivos aportes.

“El empleador, y en general cualquier persona natural o jurídica que impida o atente en cualquier forma contra el derecho del trabajador a su afiliación y selección de organismos e instituciones del sistema de seguridad social integral se hará acreedor, en cada caso y por cada afiliado, a una multa impuesta por las autoridades del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social o del Ministerio de Salud en cada caso, que no podrá ser inferior a un salario mínimo mensual vigente ni exceder cincuenta veces dicho salario”, de acuerdo al artículo 271 de la ley 100.

Es decir, que en caso de que un colaborador llegue a sufrir un accidente laboral y usted como empresa no lo haya afiliado de manera correcta o no pague a tiempo, será usted el único responsable de asumir toda la atención y prestaciones económicas, incluso tendrá que asumir una eventual pensión de invalidez, por el hecho de un accidente de trabajo.

Muchas compañías, subcontratan a otras empresas que les ofrecen afiliar a sus trabajadores a la seguridad social por menor valor, con la excusa de que es más barato porque es en grupo. Sin embargo, esto es una mentira, muchas veces son empresas que cobran menos porque afilian a los empleados por un valor menor por el que ganan. En estos casos lo barato sale caro, y sólo queda esperar que no le pasa nada a un trabajador, y no ganarse una sanción por no hacer las cosas de la manera justa y correcta.

La ley, en el artículo 23 del decreto 1703 de 2002 señala que “en caso en que el ingreso base de cotización no corresponda con el valor mensualizado del contrato, siempre que estén pactados pagos mensuales, el contratante deberá requerir al contratista para que justifique la diferencia. Si esta diferencia no tiene justificación válida, deberá descontar del pago de un (1) mes, lo que falte para completar el equivalente a la cotización del doce por ciento (12%) sobre el cuarenta por ciento (40%) del valor bruto del contrato, dividido por el tiempo de duración del mismo, en períodos mensuales, para lo cual se entiende que el 60% restante corresponde a los costos imputables al desarrollo de la actividad contratada”.

Por tal motivo, si usted no quiere ser acreedor de una sanción por más de 300 millones de pesos o la suspensión de las actividades en su empresa, lo mejor será que se asegure de que en su empresa este cumpliendo con los siguientes requisitos:

  • Afiliar al trabajador desde el primer día de trabajo.
  • Pagar correctamente y a tiempo.
  • Verificar que los riesgos a los que estén afiliados sus colaboradores sean los correctos.
  • Presentar a tiempo ante la ARL los accidentes de trabajo o enfermedad profesional.
  • Actualizar ante la ARL a tiempo el traslado de lugar de trabajo de los trabajadores, cuando este cambie.
  • Aplicar las instrucciones y determinaciones de prevención de riesgos profesionales adoptados por el Ministerio de Trabajo.