El reto de escuchar va más allá de saber cómo escuchar correctamente, para el caso de las empresas, saber escuchar crea confianza no solo en los colaboradores, sino también en los clientes.

Esta herramienta gerencial, permite que usted pueda tener un manejo de las relaciones en las empresas. Sabiendo escuchar, usted como líder puede llegar a lograr que su equipo se motive por si solo, se auto exija, tenga un sentido de pertenencia, incluso podría incrementar la autoestima y la unión de cada uno de los miembros de su equipo.

Cuando usted desarrolla la habilidad de escuchar, puede transmitir valores como el respeto, y puede darle valor a las ideas de los demás, lo cual es fundamental para el buen desarrollo de las empresas.

Los expertos aseguran que las claves para saber escuchar son:

  • No tener afán y dedicar el tiempo necesario cuando nos estén hablando
  • No interrumpir, ya que no sólo es una falta de respeto, sino porque no es adecuado imponer su pensamiento, asumiendo que está en lo correcto y sin dejar a las personas expresar completamente sus ideas.
  • Mostrarse sinceramente interesado y con intención de brindar apoyo.
  • Concentrarse en el deseo de comprender al otro, mostrarse abierto a otros puntos de vista sin juzgar y sin prejuicios.
  • Asegurarse de que la persona terminó de decir todo lo que quería. Puedes hacerle un resumen de sus ideas y asegurarte que hubo claridad en la comunicación.

Muchas personas oímos, pero no escuchamos. Muchas veces nos encontramos predispuestos antes de escuchar y no tenemos una escucha activa, ni una mente abierta y receptiva para poder escuchar desde el inicio hasta el final.

Si estás en el mundo corporativo y tienes personas a cargo, hoy te invitamos a preocuparte más por tus colaboradores, hacer un mayor esfuerzo por entender lo que verdaderamente ellos quieren transmitir, ponerse en el lugar de ellos y percibir realmente sus sentimientos, y no adaptar todo a una idea preconcebida.