Por primera vez en nuestro país las Pymes se dieron cita para reportar su información financiera bajo estándares internacionales – NIIF.

El mes de mayo era el último plazo que tenían las sociedades pertenecientes al grupo 2 de preparadores de Información para presentar sus primeros reportes bajo NIIF ante los organismos de vigilancia, inspección y control del Estado Colombiano.

Las sociedades comerciales que a diciembre 31 de 2016 tuvieran la condición de vigiladas y/o controladas ante la Supersociedades, que pertenecieran al grupo 2 de la convergencia de estándares internacionales, o aquellas sociedades del mismo grupo, que sólo tuvieran la condición de inspeccionadas ante la Superintendencia de Sociedades, y a las cuales se les solicitó mediante correo la entrega de información; estuvieron obligadas a entregar estados financieros ante este organismo.

Y es que las Pymes con condición de vigiladas o controladas fueron requeridas mediante Circular 201-000010 por la Supersociedades a presentar sus primeros estados financieros individuales del año 2016 bajo las Normas Internacionales de Información Financiera, y tenían plazo máximo hasta el pasado 15 de mayo para presentar su estado de situación financiera, estado de resultados y estado de resultado integral, junto con 4 documentos adicionales emitidos en formato PDF.

Pero los requerimientos no fueron encabezados sólo por las sociedades comerciales regidas por la Supersociedades, también los Revisores jugaron un papel fundamental, dado que esta Superintendencia solicitó a más de seis mil empresas, mediante una carta enviada a sociedades del sector real, a que sus Revisores Fiscales informarán su conocimiento acerca de la existencia de cifras fraudulentas.

Estos informes deben contener al menos:

  • Una referencia a la información financiera expresada de modo comparativo entre los dos últimos ejercicios contables
  • Tres acápites diferenciados, relacionados con:
    • a) Estados financieros
    • b) Cumplimiento
    • c) Control interno, en los cuales se emita opinión respecto de cada uno de los elementos de la auditoría.

Los pasados reportes que hicieron las sociedades pertenecientes al grupo preparador 1, reflejan que el 85% de estas cumplió con lo establecido en las NIIF, lo que muestra una óptima conciencia empresarial.

Recordemos que la Superintendencia de Sociedades, al igual que todas las Superintendencias, y la Junta Central de Contadores Públicos actúan como autoridades de regulación y vigilancia en el proceso de convergencia hacia estándares internacionales que atraviesan las sociedades colombianas.

Esperemos que ahora las Pymes, habiendo logrado su primer reto, puedan ver todo este ciclo más allá de ser un proceso dispendioso y costoso, como un proceso que puede transformar a las compañías, teniendo en cuenta que el gobierno corporativo no es únicamente para las grandes empresas, sino, que a través de este nuevo estándar internacional se puede mejorar el mercado, la globalización, y la comunicación entre países. Pues en la medida en que las cifras y los estados financieros sean más claros y correspondan a las exigencias del mercado, nuestro país podrá tener mayor acceso al mercado de capitales y/o a facilitar el ingreso de nuevos inversionistas extranjeros.

Conozca nuestro servicio de Asesoría en Implementación NIIF

CReCER 2017
Próximo artículo
WhatsApp