Aunque no es nuevo, el tema de los Paraísos fiscales vuelve a estar de moda gracias a la filtración de documentos que han sido noticia en los últimos días, dejando al descubierto a varias personalidades de la política, celebridades y varias empresas multinacionales.

Se les llama “Paraísos fiscales” a algunos países donde hay una exención total o parcial en el pago de impuestos y en el secreto bancario. Muchas personas adineradas, personalidades de la política o celebridades, se aprovechan de este sistema para hacer inversiones, hacerse accionistas, comprar seguros, crear empresas o crear cuentas en estos países para evadir impuestos.

Paradise Papers o Los papeles del paraíso como han llamado a esta última filtración de 13,4 millones de documentos, se cataloga como “la mayor filtración de la historia” por parte del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación – ICIJ, conformado por 382 periodistas y más de 100 medios de comunicación.

Hasta la fecha se han visto salpicados en este escándalo, personalidades como la Reina Isabel II, cantantes como Bono de U2, Madonna, Shakira, empresas como Ecopetrol y hasta el presidente Juan Manuel Santos y el yerno de Donald Trump entre otros.

¿Por qué nos debe importar el tema de los Paraísos Fiscales?

Pues bien, gracias a estos escándalos nos damos cuenta de cómo algunas personas se benefician evadiendo impuestos en esos “paraísos”, y de la cantidad de dinero que pueden llegar a tener los políticos y sus conexiones en estos países.

Los paraísos fiscales sólo benefician a los ricos, ya que están hechos para la acumulación de riqueza de unos pocos. Estos países no cobran impuestos, retenciones ni aportes parafiscales, y muchas personas llevan su dinero ahí para no pagar lo correspondiente a impuestos en su país de residencia, lo que conlleva a que las personas pobres o de clase media terminen pagando estos dineros que le hacen falta al país, ya que los ricos sacaron su plata y la invirtieron en países donde no se pagan impuestos, así los pobres terminan siendo más pobres y los ricos siendo aún más ricos.