Diciembre es el momento perfecto para tomarnos el tiempo, mirar hacia atrás y evaluarlo todo: los aciertos, desaciertos y las causas que dieron paso a que ocurrieran. En efecto, ya sea para repetir, modificar, corregir o evitar, debemos conocer la raíz de dónde proviene todo.

Aunque esto parezca una tarea compleja cuando la trasladamos al mundo empresarial, es uno de los procesos que todos hacemos a menudo en nuestras vidas para evaluar los éxitos o fracasos amorosos, profesionales, familiares o personales. Y ambas situaciones son tan parecidas ya que, mientras en las organizaciones estos momentos se viven en un ambiente de reuniones gerenciales con un equipo de profesionales, en la vida diaria sucede lo mismo en reuniones informales con un equipo de amigos o familiares que nos aconsejan y nos brindan diferentes perspectivas de un mismo acontecimiento.

En efecto, saltar este paso es tan peligroso como vivir por inercia. Siempre será importante para las organizaciones tener la información suficiente para tomar decisiones, analizar los planes de acción ejecutados, redefinir prioridades y trazar nuevas proyecciones.

Efectivamente todo lo anterior cobra vida solo si lo comunicamos. Si queremos que todo lo que planeamos sea efectivo debemos procurar que nuestro equipo de colaboradores identifique a qué le estamos apuntando y reconozca cuál es su papel en dicho propósito.

De igual modo, desde la Revista El Indicador queremos aprovechar esta fecha para desearles un excelente cierre de año, un próspero comienzo del próximo y esperamos seguir siendo su principal aliado en temas gerenciales, acompañándolos con información oportuna y útil que les permita tomar las mejores decisiones en sus organizaciones.

La nueva economía | BKF

Cordialmente,
Maria Isabel Vargas
Directora Editorial El Indicador
i.vargas@bkf.com.co

BKF