Cuando no se tiene un control de gastos o un presupuesto, se corre el peligro de gastar mal sus ingresos de nómina. A algunas personas se les va la mano gastando de más en caprichos y en cosas innecesarias, por eso es importante determinar cuánto dinero usted puede gastar, en qué lo va a gastar, y cómo ahorrar para poder resolver algún imprevisto, en caso de presentarse.

Ante esta necesidad de aprender a ahorrar surge el método 50/20/30. Este es un método muy sencillo donde se define que el 50% se destinará para sus gastos más básicos, el 20% para ahorros, y el 30% para sus gastos personales.

Esta es una de las estrategias de manejo del dinero más utilizadas en todo el mundo y que ha ayudado a muchas personas a adquirir y mantener hábitos financieros saludables.

Aplicar este método le permitirá saber cuánto dinero se va en sus gastos, qué tipología tienen y cuánto está destinando a ahorrar. Lo que se busca es que siempre pueda contar con un colchón financiero en el que se pueda apoyar en caso de necesitar un desembolso inesperado.

¿En qué consiste entonces este método? A continuación le explicamos:

50%

Lo primero que se debe tener en cuenta es que el 50% de su sueldo debe dedicarlo a gastos básicos imprescindibles.

Es decir, la mitad de tu sueldo debe servir para pagar las facturas de servicios públicos, cuotas de sus préstamos, gastos de la canasta familiar, etc. Este es un desembolso obligatorio. En caso de que le sobre algo de dinero después de solventar estos gastos, súmelo al siguiente porcentaje (el 20%).

20%

El 20% de su salario debe ser destinado al ahorro. Esto le permitirá solventar gastos imprevistos, hacer adecuaciones en casa, etc. Este ahorro le servirá en el futuro, y lo podrá usar para solventar cualquier imprevisto o para gastarlo en algún capricho.

30%

El 30% de su salario debe destinarse para sus gastos personales. Por ejemplo, comprar algo de ropa, gastarlo en entretenimiento (cine, viajes), o en comprar un regalo de cumpleaños/boda. En caso de que le sobre, haga lo mismo que en el paso 1 (sumarlo al 20%).

Así es como se debe aplicar la regla 50/20/30, un método que le ayudará a organizar sus gastos y a adquirir hábitos de ahorro y, por lo tanto, a mantener sus cuentas en orden.

Hablemos !