Un impresionante 82 por ciento de los trabajadores estadounidenses dicen que la capacidad de trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento les permite mantener un equilibrio saludable entre trabajo y vida; y el número es incluso más alto entre los trabajadores jóvenes, aunque más de la mitad (62%) aún prefieren el espacio convencional de la oficina como lugar de trabajo. Estos son los resultados encuesta de Randstad US, un proveedor global de servicios flexibles de trabajo y recursos humanos.

65% de los que tenían entre 18 y 24 años dijeron que preferían trabajar en un entorno de oficina tradicional, desafiando la percepción generalizada de que los trabajadores Millenials y de la Generación Z tienden a preferir las interacciones digitales a las personales.

La desconexión flexible del lugar de trabajo

Aunque los acuerdos de trabajo flexibles y remotos son una prioridad para los empleados, ese no es necesariamente el caso para los empleadores, que a menudo no ofrecen ninguno, o no proporcionan las herramientas suficientes para brindarles todo el apoyo:

  • 66% de los trabajadores dicen que les gusta la opción de trabajar ocasionalmente desde casa o en otro lugar, pero no pueden hacerlo.
  • 36% de los encuestados informan que en sus lugares de trabajo respaldan la posibilidad de trabajar desde casa o desde cualquier lugar, en cualquier momento.
  • Un tercio (35%) de los empleados no está de acuerdo con que sus empleadores proporcionen el equipo técnico necesario para que puedan trabajar desde casa.
  • El 30% de los trabajadores dice que regularmente tienen reuniones virtuales o en equipo a través de videoconferencias.

Los acuerdos de trabajo remoto impulsan el compromiso

Trabajar desde casa u otro lugar, es una opción atractiva para los empleados:

  • 66% de los trabajadores dicen que prefieren trabajar ocasionalmente desde casa o en otro lugar.
  • El 80% de los trabajadores dice que les gusta el trabajo ágil (definido en el estudio como la capacidad de trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento) porque aumenta su productividad, creatividad y satisfacción en el trabajo.
  • Más de la mitad de los encuestados (61%) no cree que este tipo de trabajo interfiera con su vida personal o su capacidad para desconectarse del trabajo.

El punto clave para los empleadores es que “los trabajadores aprecian tener la opción de trabajar cuando y donde quieran, pero también valoran la interacción con los colegas cara a cara en el lugar de trabajo”, dijo Jim Link, CHRO, Randstad North America. “Los empleadores que logren el equilibrio correcto entre hacer que los arreglos de trabajo sean lo más accesibles posible a través de la tecnología y al mismo tiempo cultivar una cultura de oficina próspera, lograrán atraer y retener a los mejores talentos.

3 razones para replantear el trabajo a distancia

Según Randstad, el 68% de los empleados de EE.UU dice que todavía trabaja en un “entorno tradicional”, que se define como un lugar donde la mayoría del personal trabaja durante las “horas de oficina”. Sin embargo, el lugar de trabajo aún está cambiando debido a la tecnología que posibilita la presencia de trabajadores a tiempo completo en el lugar, empleados remotos, y otros miembros de la “fuerza laboral ágil” (definidos como profesionales temporales, contratados, consultores y profesionales independientes) para funcionar cooperativamente.

Tres formas en que los arreglos de trabajo más flexibles pueden beneficiar a las empresas y sus empleados pueden ser:

1. Acceso a una fuerza de trabajo de diversidad mundial. Estar abierto a estructuras remotas y no tradicionales de la fuerza de trabajo puede permitirle a la empresa atraer personal más altamente calificado de un grupo que no está limitado por la geografía.

2. Aumentar el compromiso de los empleados. Trabajar de forma remota puede aumentar la participación, en lugar de distraer a los empleados. Más del 80% de los trabajadores encuestados dicen que la capacidad de trabajar de forma remota les permite mantener un buen equilibrio entre el trabajo y la vida, y aumenta su productividad, creatividad y satisfacción en el trabajo. Los empleadores que adopten esta tendencia serán vistos de una manera más positiva y recompensados con una fuerza laboral más feliz y productiva.

3. Menos tiempo para contratar. Aprovechar la mano de obra remota permite a las empresas ampliar su grupo de talentos y brindar oportunidades a los empleados con horarios menos tradicionales. Los empleadores que hacen que el trabajo a distancia sea una posibilidad para los empleados alternativos pueden cubrir los costos de vacantes y proyectos, respaldados por una base de talento mucho más profunda.

Isaac M. O’Bannon, Managing Editor for CPA Practice Advisor

Hablemos !