La Inteligencia emocional va más allá de conocer las emociones y saberlas identificar cuando las sientes. Este tipo de inteligencia permite que tú sepas controlar tus sentimientos y saber cuándo y cómo expresarlos en el momento correcto.

Cuando una persona tiene la habilidad de manejar sus emociones, esto le servirá no solo en su vida familiar y social, sino también en su vida laboral.

Para los gerentes, líderes de área o coach de hoy, es fundamental tener esta habilidad. La IE, permite comprender la productividad laboral de las personas y poder resolver conflictos de la mejor manera, también posibilita que haya una motivación interna para alcanzar metas, poder ver el fracaso de manera positiva y poder identificar cómo sienten los colaboradores para ayudarlos a mejorar.

Cuando aprendes a controlar tus sentimientos y tus emociones, tienes la capacidad de dejarlos ir, no permites que el estrés o la ansiedad se apoderen de tu cuerpo, puedes alejarte de los errores y no molestarte por lo que algunas personas puedan decir de ti, lo que te hace una persona más segura de si misma.

Cuando logras tener esta conciencia emocional, tienes la capacidad de animar o calmar a una persona, ya que, al entender tus propios sentimientos, puedes comprender los de los demás, puedes autorregularte en cualquier momento y responder correctamente a los impulsos.

Las empresas de hoy están buscando personas con alto grado de Inteligencia Emocional, ya que su liderazgo genera más resultados. Este termino nace desde el año 1985, por el psicólogo y periodista estadounidense, el señor Daniel Goleman, quien asegura que esta habilidad psicológica está asociada a la capacidad de conectar nuestras emociones, a la capacidad de detectar qué emoción hay en cada uno de nuestros actos,  de tener una autoconciencia, una empatía social y una conexión positiva y respetuosa para los demás, y de comprender los mundos emocionales ajenos.

Ahora, si usted es un líder de área y siente que debería mejorar su inteligencia emocional, lo invito a que lea más acerca de este tema, a que haga el ejercicio y trate de detectar sus sentimientos en el transcurso del día, a que no se deje llevar por lo primero que sienta y trate de pensar cuál es la emoción que realmente está sintiendo, lea su lenguaje corporal para entender sus sentimientos.

Trate de entender los sentimientos de los demás y el por qué de su comportamiento, de igual forma trate de comprender lo que siente el otro para tener un mayor control en su comportamiento.