Esta metodología o software, que por sus siglas en ingles “Customer Relationship Management” se le conoce como CRM, es esencial en las compañías de hoy, no sólo por potencializar la captación de clientes, sino por establecer, mantener y fidelizar las relaciones con los clientes.

En los procesos de CRM, existen muchas ventajas como tener el registro de llamadas, los datos actualizados de todos los clientes, saber cuáles son sus necesidades, es decir, saber en qué servicio están interesados y qué otros servicios también se les puede ofrecer, saber qué pasó con cada contacto que el cliente tuvo con la empresa, saber quién los atendió, por qué medio se enteraron de la empresa, y con los datos obtenidos poder direccionar y monitorear las próximas campañas.

El CRM es un instrumento muy valioso que permite hacer un seguimiento y segmentaciones a los clientes, sin embargo, para que este tenga éxito debe estar aliado a una estrategia para cerrar negocios satisfactoriamente, debe estar alineado a los objetivos y a la fidelización, el cual es un valor agregado que se puede alcanzar.

Poder comprender a los clientes, mejorar los procesos y poder aumentar el grado de satisfacción en los clientes es la esencia de esta herramienta.

Incluso el CRM le da la posibilidad a las empresas, por medio de un seguimiento y análisis, de poder vender un mismo producto nuevamente u ofrecer nuevos productos, gracias a la base de datos y su fácil acceso con sus clientes, ya que gracias a esta herramienta es posible tener un servicio rápido y eficaz.

Cabe decir, que el hecho de implementar este sistema en las empresas no garantiza que sea un éxito, ya que debe ser controlado y monitoreado constantemente por una persona que tenga los conocimientos profesionales para supervisar, optimizar la información y crear estrategias comerciales acorde a la información que le brinde el CRM.

WhatsApp