Habilidades Blandas o Soft skills, son aquellas aptitudes o rasgos de la personalidad, que ayudan a que haya una mejor relación entre los colaboradores en una empresa y un crecimiento en la organización.

También llamadas habilidades sociales o transversales, van muy de la mano con la inteligencia emocional, pues una persona que tenga conocimiento propio de sus emociones y las sepa manejar, posibilita la capacidad de comprender a los demás, darles motivación y generar un liderazgo ante ellas.

Entre las Soft skills que se destacan están: el liderazgo, la ética, la honestidad, la capacidad de trabajar en equipo, la creatividad, la motivación, la influencia, la responsabilidad, la capacidad de crear relaciones productivas, tener un pensamiento crítico, actitud flexible positiva, entre otras. Hoy en día las empresas buscan más personas con este tipo de aptitudes, ya que estas se comunican de manera más efectiva, lo que les permite resolver inconvenientes y enfrentar de manera correcta los obstáculos que se presenten en el camino.

La comunicación efectiva, el desempeño de equipos, la adaptabilidad, el manejo del estrés, la capacidad de negociación efectiva, son habilidades blandas, que son de suma importancia en las empresas, ya que estas optimizan la relación de cualquier persona con su entorno.

Por último, piense si usted tiene alguna de estas habilidades blandas o cuál le gustaría tener para ser más productivo en su trabajo, tener la capacidad para enfrentar conflictos y disfrutar de un mejor clima organizacional.