El mundo evoluciona cada segundo, por eso las personas y las gerencias en las empresas deben estar a la vanguardia. Hoy en día, las generaciones han tomado diferentes tipos de nombres como la generación, x, y, z, y millennials.

Entender a las generaciones del futuro y alinearse al pensamiento y a los cambios que trae la generación de los millennials, es todo un reto para los gerentes de los “70s”, “80s” y “90s”.

Los nuevos conceptos como liderazgo, tecnología de la información, fidelización del colaborador, flexibilidad; actividades como teletrabajo, familytime, home office, o bussiness friday, son términos a los que se están adaptando las empresas en expansión.

Los gerentes que están viviendo la era del cambio y no logren adaptarse, podrían llevar a un estancamiento la empresa en la que trabajan. Compañías como Kodak, Daewoo y Nokia, hoy luchan por no desaparecer, ya que no se reinventaron y actualizaron a tiempo.

Todos los cambios en las compañías serán buenos, siempre y cuando estos beneficien a la empresa, a los colaboradores y a los clientes. La confianza y la motivación en el personal será su mejor aliado a la hora de querer “cambiar el chip” desde las gerencias.

Actualmente las multinacionales se han dado cuenta de las ventajas de inyectar capital en tecnología e innovación, y de dar el paso a tomar un cambio positivo de visión, fortaleciendo la Cultura Organizacional y la estrategia para tener felices a sus colaboradores, para crecer y ser empresas altamente productivas, pero ante todo, humanas.

El futuro es incierto, sin embargo, podemos predecir que se avecinan cambios drásticos en algunas profesiones y en los servicios que prestan las compañías, debido a la Inteligencia Artificial que remplazará muchos de los trabajos que hoy realizan las empresas y que se pueden automatizar. Por tal razón, es fundamental actualizarse permanentemente, crecer, expandirse, ser cada vez más humano, estar a la vanguardia y prestar servicios de alta calidad.

WhatsApp