Desde enero de 2017 todas las compañías que hayan elegido presentar sus estados financieros bajo las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) para Pequeñas y Medianas Entidades (PYMES), deberán revisar las enmiendas emitidas en mayo de 2015 por la Junta de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB por sus siglas en inglés) y verificar su correcta aplicación.

Las enmiendas realizadas a la NIIF para las Pymes fueron adoptadas para Colombia mediante el decreto 2496 del año 2015, y traen consigo cambios en 21 de las 35 secciones, los cuales tienen posibilidad de aplicación anticipada.

El proceso de actualización a esta norma se viene realizando desde el año 2012 con el objetivo de mejorar los estándares ya existentes de acuerdo con las experiencias de los usuarios, considerando la utilidad de la información financiera para la toma de decisiones, la oportunidad y confiabilidad de los cambios, asegurar que la aplicación de la NIIF para las Pymes no sea más onerosa que la IFRS FULL.

Los 3 cambios más sustanciales fueron:

  • Permitir a las Pymes la opción de usar el modelo de revaluación para propiedad, planta y equipo en la sección 17. Aplicando prospectivamente el cambio de la política contable y formalizando las revelaciones necesarias.
  • Alinear la sección 29 de la NIIF para Pymes con la NIC 12 sobre impuestos a las ganancias, de acuerdo con los principales requerimientos para el reconocimiento, medición y procedimiento de aplicación para el impuesto diferido e impuesto corriente.
  • Alinear con la NIIF 6 sobre exploración y evaluación de recursos minerales, los principales requerimientos de reconocimiento y medición para los activos de exploración y evaluación que se encontraban demasiados resumidos en la sección 34 de actividades especiales.

De otra parte, los cambios que podrían tener un impacto limitado son más extensos y tienen que ver con: “Exenciones nuevas, cambios y/o aclaraciones con base a normas nuevas y revisadas, cambios a orientación existente y aclaraciones menores de requerimientos existentes en la NIIF para las Pymes.”

En relación con las Exenciones nuevas, algunos de los cambios son:

  • Exenciones acerca del concepto de costo y esfuerzo desproporcionado, concepto que no se encontraba definido oficialmente, pero que sin embargo aparecía en el texto de muchos de los párrafos de las diferentes secciones del estándar internacional para Pymes y que connotaba una exoneración a la aplicación del requerimiento que se mencionaba. Al ampliar dicho concepto, se hace referencia al análisis particular dé cada entidad, el juicio de la gerencia y la relación costo beneficio; de la misma manera se exigen las revelaciones que soporten la aplicación de dicha exención.
    • Adopción de la exención de la medición del valor razonable para los instrumentos de patrimonio emitidos como parte de una combinación de negocios (incluyendo combinaciones de negocios bajo control común).
    • Reconocimiento separado de activos intangibles del adquirido en una combinación de negocios.
    • El requerimiento para compensar activos y pasivos por impuestos a los ingresos, con relación al impuesto a las ganancias.

Con relación a los Cambios y/o aclaraciones con base a normas nuevas y revisadas se pueden destacar:

  • Opción dada para que la Pyme contabilice las inversiones en subsidiarias, asociadas y entidades controladas conjuntamente usando el método de participación en sus estados financieros separados.
  • Alineación de la redacción del estándar de la NIC 16 con relación a la clasificación de piezas de repuesto, equipo en espera y equipo de servicio como inventario o propiedad, planta y equipo.

Otros Cambios a orientación existente y Aclaraciones menores de requerimientos existentes en la NIIF para las pymes y mencionados en el decreto reglamentario fueron:

  • Modificación para requerir que cuando la vida útil de la plusvalía u otro activo intangible no pueda ser medida confiablemente, más que asumir el período por defecto de 10 años, la administración debe estimar la vida útil, pero sin exceder 10 años.
  • Adición del requerimiento de que la entidad debe revelar cuando ha sido usada la exención de “costo y esfuerzo indebido”, junto con la razón para hacerlo.
  • Adición del requerimiento de que la propiedad para inversión medida según el modelo del costo debe ser presentada por separado en el estado de situación financiera.
  • Aclaración de que cuando sea impracticable preparar los estados financieros de una subsidiaria para la misma fecha de presentación de reporte que la matriz, las entidades del grupo con diferentes fechas de presentación de reporte pueden ser incluidas en los estados financieros consolidados usando los estados financieros más recientes, ajustados por las transacciones importantes entre la fecha de esos estados financieros y la fecha de presentación de reportes del grupo.
  • Aclaración de cuándo los instrumentos financieros no se miden a sus precios de transacción y cuándo un acuerdo constituiría una ‘transacción de financiación’ para efectos del cálculo de costo amortizado.

Para la mayoría de las pequeñas y medianas empresas se espera que las enmiendas mejoren el entendimiento de los requerimientos existentes, sin resultar obligatoriamente en cambios en la práctica que afectarían los estados financieros.

Las enmiendas realizadas por IASB para las Pymes son amplias, por eso es necesario que cada entidad revise estos cambios detalladamente y obtenga de esta manera total conocimiento de cada una de las enmiendas, con el fin de facilitar el análisis y aplicación de acuerdo con el Core de cada organización.

Hablemos !