El famoso Engagement, es nada más y nada menos el término que está de moda en el ámbito empresarial hoy en las compañías de todo el mundo, ya que esta palabra se ha considerado fundamental para que los trabajadores de las empresas tengan una vida laboral feliz, y las organizaciones avancen y tengan altos índices de productividad.

Este término, hace referencia a la importancia de tener colaboradores comprometidos en sus organizaciones. ¿Pero cómo llegamos a tener una estrategia efectiva de Engagement? La respuesta es fácil: “los detalles simples hacen la diferencia”.

Unos de las maneras en que las empresas de hoy pueden lograr un verdadero engagement en sus empleados, es mejorando sus procesos de selección, ya que deben buscar personal que tengan afinidad con los valores de la empresa, que sean personas que se preocupen por el buen estado de la organización, y que sean líderes y ejemplo para sus compañeros.

Una verdadera conciencia de este concepto en la organización, con el apoyo de las altas gerencias, es fundamental para el desarrollo de la misma. Porque, por muy buena la estrategia que se tenga, si el departamento de marketing , de recursos humanos, y de comunicación, junto con la alta gerencia, no van todos en la misma dirección, no va a ser efectivo de ninguna manera.

La motivación y el reconocimiento, no siendo este 100% monetario, ayudará a empoderar a sus colaboradores. Como, por ejemplo, la entrega de diplomas o medallas que hagan sentir importante a las personas dentro de la organización, personalizados de acuerdo al esfuerzo que han realizado, o destacando lo mejor en que se han desempeñado.

Estudios demuestran que los colaboradores que están en modo Engagement se enferman menos, es decir, que se incapacitan menos, realizan mejor sus tareas y bajan los niveles de estrés. Además de esto, se incrementa la cultura organizacional, el personal se alinea con la estrategia, la misión y la visión de la compañía, los trabajadores emprenden iniciativas propias, se posiciona la marca a través del buen voz a voz que se genera desde nuestro colaborador hacia el entorno, llámese cliente, familia, o amigos.

Sin embargo, los anteriores ejemplos, son sólo algunos de los beneficios que trae implementar este concepto que revoluciona las empresas de hoy, pero existen muchos más que hacen que cada día las empresas crezcan y valoren más el talento humano. Implementar este concepto, no depende de una sola área, sino que es un trabajo de toda la empresa, donde es importante la comunicación, la información, la flexibilidad, el compañerismo, y el reconocimiento.

Y por último, no olvide que lo más valioso que tiene su empresa, es su gente.

WhatsApp