La mayoría de las personas que deben “declarar renta” no sólo se estresan y se ponen a hacer cuentas en cuanto escuchan estas dos palabras, incluso es un término que las personas siempre tienen en cuenta cuando van a comprar algún bien de gran valor o cuando les van a aumentar el sueldo, ya que la declaración de renta sólo aplica para ciertas personas que tienen cierto patrimonio, ganan hasta un monto de dinero determinado o para las que hacen compras hasta un valor establecido por el gobierno.

Ahora, la cuestión es que no se trata sólo de hacer las cuentas, sino además, saber quién te las va a hacer y a firmar, porque deberás contratar a un especialista o a una firma especializada en él tema, no sólo para que te guíe y te haga bien las cuentas, sino para que firme tu declaración ya que si esta no tiene el aval de un profesional que conoce el tema y tenga tarjeta profesional, la DIAN (Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales) que es la encargada de recibir, analizar y guardar esta información, no te va a recibir tu declaración si esta no lleva la firma de un Contador Público.

La Declaración de Renta, está amparada por el decreto 1951 del 28 de noviembre de 2017, el ministerio de hacienda decretó que el cumplimiento de declaraciones de renta aplica para las personas que se ajusten a sus condiciones de manera obligatoria.

Para el año 2018 ya se han estipulado las fechas en que las personas, tanto jurídicas como naturales, deben presentarla, igualmente existen muchas personas que no han declarado ni la primera vez y están a la espera de los requerimientos oficiales de la DIAN.

Sin embargo, la verdadera importancia de presentar la declaración de renta a tiempo no es librarse de las sanciones y multas que puede acarrear el no pagar la declaración, sino, cumplir con la obligación que tienen los ciudadanos de pagar correctamente, ser honestos y éticos, contribuir en la sostenibilidad de un país, ya que gracias a los aportes de los contribuyentes el estado puede invertir en construcción de infraestructura, seguridad, educación y es en si, lo que regula la economía del país.

Por lo tanto, la invitación que hacemos el día de hoy es a pagar a tiempo, pagar lo establecido y lo que es correcto de acuerdo a sus ingresos y pertenencias, busque una firma o un profesional de la contaduría que no sólo le dé confianza y esté actualizado con las nuevas normas, sino que lo lleve a tomar las mejores decisiones para garantizar su tranquilidad y para el desarrollo de nuestro país.

Para más información sobre el decreto 1951 del 28 de noviembre de 2017, lo invitamos a consultar el siguiente link:

WhatsApp