La rotación de personal es un fenómeno que puede afectar la productividad de una Compañía, sobretodo si el que se va es tu “empleado estrella”. ¿Qué hacer cuando tu mejor empleado renuncia?

Ante la renuncia de un colaborador, algunos Jefes argumentan que nadie es indispensable, sin embargo, no se debe ignorar que el talento humano es el activo más valioso que tienen las empresas, y que será muy difícil encontrar un reemplazo idóneo para ese colaborador que se va y que deja como legado maravillosos logros alcanzados.

En muchos casos, no hay una oportunidad de persuadir al colaborador de no irse. Entonces, ¿Cómo enfrentar la situación?

  • Lo primero que debe hacer es entrevistarse con su empleado. Muchas veces los Jefes no tienen total claridad sobre las funciones asignadas y las tareas que ejecuta cada persona. Si no se tiene un documento que recopile los procedimientos del cargo, este es el momento para que el colaborador que se va pueda dejar documentado todo su conocimiento, estrategias y paso a paso de su hacer diario.
  • Mantenga la cordura. Esta situación puede prestarse para tomar decisiones apresuradas y contratar a un “empleado bombero”, es decir, uno que llega con la tarea de apagar el incendio, pero posiblemente no con intenciones de permanencia en el cargo.
  • Tómese el tiempo necesario para hacer un buen proceso de selección que le permita encontrar a alguien que dé continuidad a los proyectos de ese cargo.
  • Evalúe al personal cercano a ese cargo. Probablemente haya en la Compañía alguien con todas las capacidades para asumir el cargo, esta puede ser una oportunidad para promover a alguien que ya ha interiorizado los valores de la Compañía, alguien que conoce de antemano los procesos.
  • Finalmente, despida con cordialidad a esa persona que puso sus aptitudes y capacidades al servicio de la empresa. Si durante su permanencia en la Compañía fue su “empleado estrella”, permita que se vaya con sus mejores deseos de éxito en el nuevo camino que emprenderá.

Tenga en cuenta que todo proceso de cambio es complicado. Cuando alguien haya llegado a ocupar la vacante, permita un tiempo prudente para que esa persona desarrolle todo su potencial. Esté abierto a las nuevas propuestas y metodologías que traiga consigo el nuevo colaborador, y por último, evalúe si hay alguna responsabilidad por parte de la Compañía en la rotación del personal.

Hablemos !