La crisis puede aparecer en cualquier momento en las organizaciones, lo importante es saber afrontarla y tener planes de contingencia con nuestros colaboradores, clientes, proveedores, etc.

Lo primero que se debe hacer ante una crisis, es analizar ¿Cómo está la empresa? Para esto se debe realizar un análisis DOFA y mirar qué tan grave es la crisis y qué áreas o de qué forma se ha visto perjudicada la organización, para saber cómo manejarla.

Para afrontar la crisis es necesario mantener la calma y ser optimistas, no verla como un problema sino como una oportunidad de poder reinventarse, innovar y resurgir.

Después de saber, analizar y entender dónde radica el verdadero problema de la crisis, se debe plantear una estrategia efectiva y asertiva que permita salir de dificultad y lograr los nuevos objetivos.

El rumor y las especulaciones deben desaparecer en momentos de crisis para evitar el ruido y las malas interpretaciones. La confianza, la claridad, la información real, abierta y persistente, debe primar.

Para los diferentes tipos de crisis, existen diferentes manejos. Sin embargo, una de las mejores herramientas a utilizar en este caso son el marketing y la comunicación, los cuales, al ser utilizados de forma adecuada, podrían ayudar a superar rápido el tiempo de crisis, a salir bien librado, a reinventarse y hasta salir bien posicionado.

Muchas de las crisis en las empresas son a causa de:  las reestructuraciones, las fusiones con otras empresas, accidentes laborales, despido colectivo, sobreendeudamiento, deficiencia administrativa y financiera, competencia y contrabando, mal clima organizacional y conflictos en los empleados, calamidad por desastres naturales, problemas con proveedores, ataques informáticos y cambios en la economía y la política, entre otros.

Sin embargo, existen casos donde las crisis son positivas, es decir, sirven para mirarse internamente, corregirse, reinventarse, mejorar y reposicionarse en el mercado.

Por último, se recomienda que las empresas estén bien asesoradas por expertos y especialistas sobre el tema de la crisis por la que esté pasando, ya sean temas jurídicos, financieros, de marketing o comunicaciones, ya que una toma oportuna de acciones y un buen asesoramiento, será la clave para salir victoriosos.