Estados Unidos siempre ha utilizado su poder para buscar información de carácter confidencial como la tributaria en otros países. Sin embargo, a partir del 30 de abril de 2014 Colombia también tiene acceso a ese tipo de datos, gracias al Acuerdo de intercambio de información entre las dos naciones firmado por el Ministro de Hacienda de Colombia, Mauricio Cárdenas y el embajador de Estados Unidos en el país, Kevin Withaker.

Este es uno de los 18 acuerdos que tiene el país con otras jurisdicciones, los cuales están encaminados a fortalecer la lucha contra la evasión de las obligaciones tributarias y el fraude, que viene implementando el gobierno en cabeza de la Dirección de impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN). Con este Acuerdo, Colombia estará en capacidad de solicitar información sobre activos y cualquier tipo de inversión que hayan hecho en el país los nacionales estadounidenses y viceversa.

Esto implica un compromiso de colaboración de ambos gobiernos para que la información fluya de manera ágil, evitando la necesidad de aprobaciones y trámites para atender la solicitud. De esta manera, cada 30 de septiembre automáticamente ambas entidades intercambiarán los datos estipulados en el acuerdo. Sin embargo y como era de esperarse, ambas partes concertaron la posibilidad de abstenerse a entregar información en caso de considerar que ésta puede poner en peligro la seguridad y/o el orden público.

Aspectos clave

  • ¿Quiénes serán sujeto del acuerdo?
    El Ministro Cárdenas ha sido enfático en aclarar que no por el hecho de tener una cuenta en EEUU debe tributar en el país, esto solo aplica para los residentes fiscales y para personas naturales que hayan realizado movimientos superiores a US$50.000 o personas jurídicas con saldos mayores a US$250.000.
  • ¿Qué instituciones tendrán acceso a la información?
    En Colombia, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) será la encargada de manejar esta información. En Estados Unidos, la responsabilidad será asumida por la Internal Revenue Service (IRS).
    La única información que podrá ser compartida con otras entidades del Estado como la Fiscalía, es aquella relacionada con el lavado de activos.
  • ¿Cuál es el alcance?
    A través de este acuerdo, el país requirente de la información puede solicitar acceso para realizar entrevistas, registrar actividades de personas e inspeccionar libros, cuando lo consideren necesario.
    Aquellos que omitan información de sus activos podrán acarrear sanciones de hasta el 200% del impuesto de mayor valor. Eso sumado a la liquidación del impuesto faltante y los intereses de mora, representa un valor muy superior con respecto a la tarifa general del 160% que se viene aplicando por inexactitud.
  • ¿Cuáles impuestos entran en el acuerdo?
    Para el caso colombiano el IVA y gravamen a los movimientos financieros, así como el impuesto a la renta y complementarios. En el caso de EEUU, todos los impuestos federales.
    Cabe anotar que está estipulado incluir los impuestos posteriores al acuerdo que sean similares a los que ya están comprendidos dentro del mismo.
Hablemos !