La sigla OCDE, significa Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos. Es una institución Internacional que reúne a los países más industriales del mundo.

n4Por:
Humberto José Fernandez Paz

Presidente BKF INTERNATIONAL S.A.


Esta Institución tiene sus inicios en el año 1948 en la Organización para Cooperación Económica Europea, que administró el plan Marshall para la reconstrucción europea. En 1960, el plan Marshall había cumplido su cometido y los países miembros acordaron invitar a Estados Unidos y Canadá en la creación de una organización que coordinara las políticas entre los países occidentales, la nueva organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos. Su sede está ubicada en París, Francia.

Sus objetivos como organización son los siguientes:

  • Realizar la mayor expansión posible de la economía y el empleo, y un progreso en el nivel de vida dentro de los países miembros, manteniendo la estabilidad financiera y contribuyendo así al desarrollo de la economía mundial.
  • Contribuir a una sana expansión económica en los países miembros, así como no miembros, en vías de desarrollo económico.
  • Contribuir a la expansión del comercio mundial sobre una base multilateral y no discriminatoria conforme a las obligaciones internacionales.

La OCDE está conformada en la actualidad por 36 países miembros, tales como: Reino Unido, Francia, España, Noruega, Suecia, Finlandia, República Checa, Hungría, Suiza, Austria, Eslovenia, Italia, Portugal, Grecia, Luxemburgo, Turquía, República de Corea, Japón, Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Estados Unidos, México, Chile, entre otras, y ahora Colombia. Cabe indicar que en la región de Latinoamérica los únicos países miembros han sido México y Chile.

En la OCDE, los representantes de los países miembros se reúnen para intercambiar información y armonizar estrategias con el objetivo de maximizar su crecimiento económico, y coadyuvar a su desarrollo y al de los países miembros.

El gobierno del presidente Santos tomó, hace 8 años, la decisión de iniciar el proceso de someter a Colombia a la evaluación para pertenecer como miembro en la OCDE. Para lograr la adhesión, nuestro País se sometió a varias evaluaciones realizadas por los 23 comités de la OCDE y realizó reformas para alinear su legislación, políticas y prácticas, con los estándares de ese organismo, en aspectos laborales, sistema judicial, gobernanza corporativa, lucha contra el lavado de activos y antiterrorismo, y el ámbito del comercio, e introdujo nuevas políticas a nivel nacional sobre productos químicos industriales y gestión de residuos.

Estar en la OCDE, es estar en el Club de países con las mejores prácticas de la política pública en el mundo, y para ello se deben cumplir con los requerimientos de los estándares internacionales.

En recientes declaraciones, al recibir la noticia del ingreso de Colombia a la OCDE, el presidente Juan Manuel Santos manifestó que “este es un paso importante en el desempeño por modernizar al País. Nos comparamos con los mejores para ser los mejores. Se abren inmensas posibilidades para avanzar en salud, educación, lucha contra la corrupción y en la protección del medio ambiente”.

En esa misma línea se pronunció Bruce Mac Master, presidente de la Andi: “Es una buena noticia, Colombia es el tercer país latino en ingresar a la OCDE. Esto puede ser bastante importante en términos de mejorar los flujos de Inversión”.

Se ve todo interesante, pero uno se preguntaría, ¿Qué viene ahora?
Porque no todo es color de rosa.

Sabemos que haber logrado la aprobación del ingreso de nuestro país a la OCDE fue todo un desafió, pero mantenerse podría ser igual de complejo, debido a que Colombia tendrá que honrar los compromisos de seguir con altos estándares en su gestión pública y privada.

Ya algunos gremios han comenzado a cuestionar el costo que tendrá para Colombia el capítulo de comercio en temas de propiedad intelectual, el esquema de chatarrización, y el tema de medicamentos. El presidente de Analdex, manifestó recientemente que “algunos compromisos no cumplidos en el TLC con Estados Unidos, han comenzado a revivir a instancias de la OCDE”. A esto hay que añadirle la guerra comercial que ha iniciado el presidente Thrump, al colocar barreras arancelarias a varios productos que importa Estados Unidos.

El impacto que estos compromisos tendrán en algunos sectores productivos también preocupa políticamente.

Cabe recordar que el Doctor Iván Duque, actual presidente de Colombia, en una entrevista con el diario El Tiempo, en calidad de candidato presidencial expresó lo siguiente: “el país no puede entrar a las carreras a la OCDE, porque podría destruir algunos sectores como el farmacéutico”. Por eso pidió negociar un periodo de transición de unos diez años para el ingreso.

Si bien la OCDE se diferencia de otros organismos internacionales porque no impone multas, no condiciona créditos ni expulsa a sus integrantes, para mantenerse en este exclusivo club, Colombia tendrá que cumplir su palabra empeñada, y sin duda, este será uno de los grandes retos en el gobierno del presidente Iván Duque.

WhatsApp