Muchas compañías, dependiendo de su actividad económica, tienen un código de vestuario que rige a todos sus colaboradores. Estas guías de vestuario tienen como fin velar por la buena imagen de la compañía, a través de sus representantes que en este caso son los trabajadores.

“La primera impresión es lo que cuenta”. Cuando usted visita las instalaciones de una empresa, esta debe generar confianza, seriedad y credibilidad. En sus empleados se debe reflejar la misión, la visión, y la filosofía de la misma. Si una empresa decide implementar un código de vestuario, para exaltar la excelencia de sus servicios profesionales, tiene todo el derecho de hacerlo, ya que una buena guía de vestuario para sus colaboradores hará que la imagen de su compañía mejore e incluso puede hacer que la empresa sea más productiva.

Para crear un código de vestuario, se deben evaluar ciertos aspectos. Este código debe ser acorde al sector al que pertenece y a los servicios que presta la compañía, esto también determinará la exigencia del mismo. Después de hacer un análisis sobre los servicios que presta la empresa, la misión, la visión, la filosofía empresarial, se pueden definir los parámetros que se deben establecer en el código de vestuario.

Para lograr una correcta implementación, usted deberá hacer llegar una guía a todos los colaboradores de su empresa, y socializarla para que todas las dudas sean resueltas. Hoy en día la mayoría de las empresas han definido su código de vestuario para evitar que los colaboradores comuniquen una negativa o equivocada imagen de la compañía.
Y aunque se puede pensar que los beneficios son sólo para la empresa, no es así. Si una empresa busca que su personal se vista de la forma correcta y empresarial, acorde a la carrera que estudió y su cargo laboral, la implementación de un código de vestuario también beneficiará al colaborador y su imagen.

WhatsApp