Haga a un lado la impuntualidad en su vida, tome hoy la decisión y sáquela para siempre.

No crea que esto es una cualidad en su vida, este mal hábito sólo produce un ambiente negativo y desconfianza en su entorno.

La puntualidad es un acto de cortesía y buena educación. Deje de vivir estresado y sacando excusas para justificar llegar tarde. Empiece hoy por ser más respetuoso y no deje esperando a las personas. No sea desconsiderado con los demás, ni se haga el importante.

La impuntualidad en las empresas solo contribuye a que se produzca un mal clima laboral, además de la mala impresión que generan las personas a quienes se les atribuye este mal hábito, y al estrés colectivo que produce.

Cuando las personas siempre llegan tarde a su trabajo, se puede identificar que están tomando esa costumbre porque simplemente están yendo donde no quieren estar, y por tal razón retrasan su llegada, o por querer ser el centro de atención y sentirse importantes y/o superior a los demás.

Ser puntual tiene muchos beneficios, entre ellos, que disminuye el estrés y mejora las relaciones laborales.

Cabe aclarar, que ser impuntual no solamente es cuando usted siempre llega tarde a las citas y reuniones, también es cuando no paga sus deudas u obligaciones a tiempo, incluso cuando no entrega un trabajo a tiempo.

Cuando las personas llegan tarde y no reconocen que esto es algo negativo, la impuntualidad se vuelve en ellos una práctica constante y sin fin. Si usted padece de este mal hábito, le recomendamos leer estos consejos para que aprenda a ser puntual:

  • Descanse bien, con eso logrará levantarse temprano, sin pereza, para que pueda hacer todo con suficiente tiempo.
  • Utilice despertadores y alarmas, ellos son los mejores amigos de las personas puntuales, eso sí, ni se le ocurra aplazarla 5 minutos más.
  • Ordene todo desde la noche anterior: Ropa, alimentos, maletas, llaves y billetera.
  • Calcule el tiempo que va a gastar yendo a donde quiere ir. Ahora con Google Maps u otras aplicaciones, es muy fácil saber el tiempo exacto que gastarás en ir de un lugar a otro, en tiempo real, ya sea caminando, en bus o en automóvil.
  • Identifique en el día que es importante y tenga prioridades.
  • Siempre piense en llegar 15 minutos antes de lo pactado.
  • El día anterior, recuerde cargar la tarjeta del bus o llenar el tanque de gasolina de la moto o el carro, para que evite retrasos en la mañana.
  • No se demore en la ducha y prepare un desayuno acorde a su tiempo.
  • Ponga el tiempo de su reloj 10 minutos antes de la hora actual.
  • Si tiene hijos, mida el tiempo de la rutina diaria y aliste todo desde el día anterior.

Y por último, no olvide que el orden juega un papel muy importante, ya que si tiene una vida ordenada, su tiempo también lo será, y gracias a esto podrá cumplir puntualmente con sus deberes, combatirá la pereza y el estrés.

Hablemos !