El 2017 arrancó con el Foro Económico Mundial (WEF) en Davos, uno de los eventos más importantes de economía, que una vez más nos recuerda la importancia de leer y analizar el entorno de la empresa, especialmente donde es indispensable reconocer tanto las amenazas como las oportunidades de un entorno dinámico y que constantemente cambia las reglas del juego.

Estar actualizados sobre el panorama político, social, medioambiental y tecnológico, esa es una de las tareas primordiales de todos aquellos que toman las decisiones en las empresas y que definen la dirección que estas deben seguir. Por lo tanto, planear el rumbo de nuestras organizaciones y definir las estrategias para alcanzar los objetivos sin haber contemplado los factores externos que pueden jugar a favor o en contra, es como empezar un partido sin saber a ciencia cierta cómo jugarlo.

Finalmente, el WEF dejó planteados varios retos en los que se debe trabajar en conjunto entre las entidades privadas y los gobiernos de turno; superar la desigualdad social y la corrupción son algunos de los principales objetivos. Por otro lado, uno de los principales riesgos que preocupan a los empresarios es que, aunque la tecnología ha sido uno de los principales avances para las organizaciones, un mundo en el que cada vez son más los dispositivos conectados a internet inevitablemente genera un ambiente de tensión frente a la vulnerabilidad que corren aspectos vitales como la protección de la información de las empresas y sus usuarios.

Así, en medio de un entorno dinámico y con una variedad de lecturas posibles, queda por esperar qué harán los empresarios con la variedad de información que tienen a su disposición.

La nueva economía | BKF

Cordialmente,
Maria Isabel Vargas
Directora Editorial El Indicador
i.vargas@bkf.com.co

BKF